Zipcall para hacer videollamadas entre dos personas

La cuarentena mundial sigue presente y apunta a demorar varios meses más, así las cosas debemos encontrar maneras de seguir trabajando y mantenernos en comunicación con nuestros seres queridos.

En ese sentido las herramientas y aplicaciones de videollamadas resultan útiles y aunque en la blogosfera tenemos una amplia oferta nunca esta de más poder dar con servicios simples, sin necesidad de registros y protejan la privacidad.

Una de esas es Zipcall un proyecto nuevo pero simple y por ello merece nuestra atención, su enfoque es sencillo: realizar videollamadas entre dos personas desde el navegador sin necesidad de instalar nada.

Solo un clic y podremos realizar videollamadas con otra persona

La simplicidad es la clave de este servicio una vez entramos a la página web debemos presionar el botón con la leyenda «Try now» y posteriormente seleccionar un nombre para la sala, una vez esto pasamos al botón «Go to my call».

Dentro de la sala de videollamada solo debemos enviar el link de la sala a nuestro contacto y listo, si el nombre de la reunión es «zetatecnologia», por ejemplo, el link de la reunión tendrá la siguiente url zipcall.io/join/zetatecnologia.

Una vez el destinatario hace clic entra automáticamente a la sala, ya podremos empezar la videollamada sin necesidad de registros o haber instalada algún software en el ordenador. Esta herramienta elimina los servidores utilizando la tecnología P2P.

En las opciones de la sala podemos activar o desactivar el vídeo y el micrófono, compartir la pantalla y hasta activar subtítulos automáticos, algo genial para videoconferencias con personas de otro idioma.

Como ven amigos esta herramienta online es bastante útil si necesitamos compartir con un amigo o darle soporte a un cliente sin necesidad de instalar Team Viewer, zoom, teams y demás opciones disponibles en el mercado.

Sobre el autor
Kleber Emprendedor por pasión, puedes seguirme en KleberBarrios.com hablamos sobre Emprendimiento, Startups y Financiación.
¿Te gustó este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *