Cómo Comprar un Seguro por Internet: Ventajas y Beneficios

Es fácil, rápido, conveniente y en cualquier caso, te costará menos. Es por eso que la compra de un seguro en línea tiene todos los ingredientes para convertirse en la mejor opción para los usuarios que prefieren hacer las cosas con un clic del mouse.

Comprar un Seguro por Internet

La tendencia de comprar pólizas de seguro en línea está creciendo constantemente y con la llegada del comparador de seguros online es mucho más fácil poder escoger la mejor opción. Atrás quedaron los días en que tendrías que visitar la oficina de la aseguradora o arreglar una cita con el agente de seguros o un corredor para comprar una póliza.

En la actualidad, toda la gama de productos de seguros, ya sean de salud, de motor, de viaje y de vida, están disponibles para ti en la red. De hecho, algunas compañías de seguros ahora ofrecen un plan exclusivo a plazo en línea, que no está disponible en sus sucursales o con sus agentes.

Además de las compañías de seguros que venden directamente sus productos a través de sus sitios web, hay sitios de seguros generales y de vida en línea que agregan sitios web que ofrecen planes de seguro y ayudan a comparar productos bajo la misma categoría como es el caso de Pont Grup. Estos sitios te facilitan saber tus opciones y tomar una decisión informada al comprar un seguro.

Si bien, a primera vista, las políticas en línea pueden parecer una propuesta beneficiosa tanto para la aseguradora como para el cliente, tienen sus propias limitaciones. Aquí, tratamos de mirar ambos lados de la moneda.

Las ventajas

Los planes de seguro electrónico están demostrando ser productos de valor por dinero, con respecto tanto a los cargos como a la prima. El mayor beneficio es que puedes hacer una comparación general de características y precios en varias compañías, conocer los pros y contras y luego comprar la póliza que más le convenga.

La plataforma en línea también reduce los costos de distribución y permite a los clientes comprar directamente, lo que reduce el margen del distribuidor. Además, si todo el proceso se lleva a cabo en el mundo virtual, los costos se pueden reducir aún más.

Si un buen porcentaje del negocio proviene del canal en línea, la aseguradora puede reducir fácilmente los costos de infraestructura. Los clientes también pueden buscar reseñas y comentarios publicados por otros usuarios, ponerse en contacto con usuarios existentes y obtener información genuina de primera mano sobre los servicios de la aseguradora, que generalmente faltará al comprar desde cualquier otro canal.

Las aseguradoras creen que las personas que tienen acceso a internet generalmente provienen de familias financieramente acomodadas y tienen mejor acceso a instalaciones de salud. Por lo tanto, ofrecen coberturas de vida más altas en línea y superan el límite máximo de edad que fijan para sus planes fuera de línea.

Por ejemplo, si una empresa ofrece un límite máximo de edad de 70 años en sus planes fuera de línea, es posible que la misma empresa ofrezca un límite máximo de edad de 75 años en sus planes en línea. Además, es probable que no se te solicite un chequeo de salud cuando compres en línea.

Los inconvenientes

Si bien, en teoría, la instalación en línea se ve bien, existen algunos inconvenientes del canal de distribución electrónica. Los planes de seguro disponibles en la red están en su mayoría preestablecidos.

Eso significa que solo las versiones simples de las políticas, que no se pueden modificar para satisfacer las necesidades individuales, estarían disponibles para ti. Por lo tanto, no será posible personalizar un plan para satisfacer tus requisitos especiales o negociar tu prima con la aseguradora.

Además, la mayoría de los planes exclusivos a término en línea no tendrán la opción de seleccionar a los pasajeros, tales como beneficios por incapacidad accidental, enfermedad crítica o cobertura de exención de primas.

Entonces, en caso de que hayas planeado agrupar estos productos, no estará disponible en una venta en línea. Deberás desembolsar extra para estas protecciones.

La ausencia de un agente puede no ayudar realmente a los clientes que dependen de ellos para elegir la póliza correcta. Por lo tanto, es una buena opción solo para los clientes financieramente bien informados, que están seguros de lo que quieren comprar.

Las compañías de seguros aún no cuentan con un sólido mecanismo de procesamiento de reclamos en línea. Por lo tanto, en caso de que desees presentar un reclamo, deberás ponerte directamente en contacto con tu aseguradora o tomar la antigua ruta de ponerte en contacto con un agente.

Así que si eres de los usuarios a quienes no les gustar perder el tiempo y sabe lo que necesita, estos inconvenientes no serán problema y podrás incluso ahorrar dinero.

Al igual que con cualquier otra transacción electrónica, existen algunas precauciones que debes tomar al comprar seguros online. Comprueba el certificado de seguridad de sitios web (SSL) para verificar que el sitio sea legítimo y pueda codificar los archivos de forma segura.

El cliente siempre debe mantener una captura de pantalla de la página de transacciones, especialmente la página que muestra que ha realizado el pago. Para evitar cualquier error de comunicación o denegación por parte de la aseguradora, el cliente debe tener alguna prueba de la transacción exitosa.

Sobre el autor
Johnny Galo Soy adicto a la tecnología y me gusta mantenerme bien informado, escribo por hobby y me gusta probar siempre nuevos juegos o dispositivos móviles. Blog de Tecnología en El Salvador
¿Te gustó este artículo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *