Cómo Elegir un Proveedor de Servicios de Internet Para tu Hogar

Elegir un proveedor de servicios de Internet (ISP) puede ser difícil. Tienes que revisar los confusos detalles del contrato, las opciones de paquetes interminables y la gran cantidad de letra pequeña, ¡y aún puedes terminar haciendo la elección equivocada!

Proveedor de Servicios de Internet Para tu Hogar

Si eso es algo que quieres evitar, has venido al lugar correcto. Te guiaremos en el proceso de elegir un ISP de principio a fin.

1. Encuentra proveedores de internet en tu área

El primer paso para elegir un proveedor de Internet es averiguar qué hay disponible en tu área si estás por ejemplo haciendo una portabilidad a másmovil. Hay dos razones por las que debes hacer esto primero:

  1. No todos los proveedores están disponibles en todas las áreas. Las áreas de cobertura difieren de un proveedor a otro, por lo que tus opciones estarán limitadas a los proveedores que ofrecen servicios en tu área.
  2. Los precios, velocidades, ofertas especiales y alineaciones de paquetes también varían según la ubicación. Lo que ves anunciado en línea no es necesariamente lo que puedes obtener. Siempre verifica la disponibilidad de un paquete en tu área antes de decidir que es el adecuado para ti. En la misma línea, muchos proveedores también tienen diferentes estructuras de precios para diferentes áreas, así que prepárate para pagar posiblemente más o menos después de una mudanza.

2. Comparar planes, precios, velocidades y más

Ahora que has enlistado tus opciones, es hora de comparar a los proveedores en tu área para ver cuál es la mejor opción. Esto es lo que debes tener en cuenta al comparar ISP:

  • Planes y precios
  • Velocidades
  • Costes de instalación y equipamiento
  • Grados de satisfacción del cliente
  • Límites de datos y tarifas de excedentes

3. Encuentra la velocidad de internet que necesitas

Una vez que sepas qué proveedores ofrecen servicios en tu área y qué paquetes están disponibles, es hora de averiguar exactamente lo que necesitas de tu servicio de Internet.

Al final, una empresa puede proporcionar un servicio al cliente increíble y tener disponibilidad en todo el país, pero si el servicio no es lo suficientemente rápido para lo que necesitas, se quedará corto.

Hay varias preguntas que debes hacerte al evaluar tus necesidades de velocidad:

  • ¿Con qué frecuencia transmites video HD?

El video de 1080p necesita aproximadamente 5 Mbps para un buen rendimiento, mientras que 4K consumirá aproximadamente 25 Mbps.

  • ¿Cuántas personas transmiten a la vez en tu hogar de forma regular?

Tendrás que multiplicar esos requisitos de velocidad en la primera pregunta por el número de reproductores simultáneos.

  • ¿Cuántos dispositivos domésticos inteligentes están conectados a tu internet?

Estos dispositivos, especialmente las cámaras de seguridad que cargan datos continuamente, pueden consumir tu ancho de banda muy rápido.

  • 4. Pon a prueba tu velocidad de internet

Ahora que ya sabes qué velocidad de Internet necesitas, prueba tu conexión actual para ver cómo coincide. Probablemente ya tengas una idea de cuán satisfecho estás con tu Internet actual.

Pero probar la conexión para ver cuál es tu velocidad real te dará un punto de referencia para comparar con otros proveedores y paquetes.

  • 5. Confirma si estás cambiando de proveedor

Si tu respuesta es afirmativa, ¿estás actualmente bajo un acuerdo de servicio? También conocidos como contratos, estos acuerdos podrían terminar costándote cientos de dólares en tarifas de terminación anticipada (ETF).

Tampoco planees dejar de pagar estas tarifas. La mayoría de los proveedores son bastante estrictos con su cumplimiento, aunque siempre puedes intentarlo.

Además de pagar estas tarifas de terminación, también serás responsable de devolver tus equipos antiguos, como módems y enrutadores inalámbricos.

Por lo general, se trata de llevarlos a un punto de entrega designado, pero cada proveedor tiene instrucciones diferentes.

  • 6. Elije tu proveedor de internet

¡Ahora es el momento de la parte emocionante! Una vez que sepas cuánta velocidad necesitas y qué proveedores ofrecen servicio en tu área, puedes tomar una decisión informada con la que estarás satisfecho.

Sobre el autor
Johnny Galo Soy adicto a la tecnología y me gusta mantenerme bien informado, escribo por hobby y me gusta probar siempre nuevos juegos o dispositivos móviles. Blog de Tecnología en El Salvador
¿Te gustó este artículo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *